HURACAN MANUEL. POTRERO DE LOS SANCHEZ, MOCORITO, SINALOA. 17 – 25 DE SEPTIEMBRE DE 2013


Antes de iniciar con el relato de lo que ha sucedido en Potrero de los Sánchez con el paso del huracán “Manuel”; debo decir que Gloria Himelda Félix (presidenta de Mocorito) sí vino a ver los daños del pueblo. Solo que lo hizo dos o tres días después de que el huracán Manuel nos golpeara y por si fuera poco vino en Helicóptero. En cambio los gobiernos de Chenel en Angostura y de Gonzalo Camacho en Salvador Alvarado sí nos apoyaron. También se han dejado ver trabajando a gente proveniente de Sonora y creo que de Baja California. Cero ayuda de parte del gobierno de Mocorito, que es el obligado.

Éste relato aún no concluye, además falta agregarle más imagenes.

Venga el relato…

Para el día 17 de septiembre el huracán “Manuel” había recuperado fuerza luego de su paso por el Estado de Guerrero y se dirigía a Los Cabos, Baja California Sur. Manuel se volvió poco predecible, pues su rumbo cambió a territorio sinaloense; Topolobampo era el nuevo destino, pero acabó llegando con intensidad en la Isla Altamura, a pocos kilómetros del campo pesquero La Reforma, Angostura.

El huracán provocó grandes daños en comunidades de 9 de los 18 municipios de Sinaloa. Municipios en los que se espera que sean aplicados recursos del Fonden. Pero en este relato hablaremos de cómo se vivieron las cosas en uno muy especial, por supuesto que hablo de Potrero de los Sánchez, Mocorito y lo haré por días, empezando el 17 de septiembre.

Día 18 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

El director de la primaria Corregidora de Querétaro se adelantó a los hechos. Con información de los reportes de la Conagua y datos lanzados por programas radiofónicos, el Prof. Rogelio Camacho Montoya lanzó un llamado a la comunidad para que tomaran precauciones y que se albergaran en los salones de la escuela primaria en caso de estar en condiciones de vulnerabilidad frente al agua y aire del huracán.

Fueron pocas personas las que decidieron salir de sus casas el día 17, pues aún no llovía ni había fuertes vientos.

Lo que si llegó con anticipación a Potrero fue el corte de energía eléctrica aproximadamente a las 9:00 p.m.

Día 19 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

En las primeras horas del día 18 lo que se conoce como “el otro lado de la vía (del ferrocarril)” estaba inundado. Algunas casas totalmente cubiertas por agua; las otras a la mitad.

El tractor de Everardo Sánchez se hundió frente a la capilla cuando se encontraban haciendo labores de rescate con él
Antes de que amaneciera muchos salieron de sus casas a como pudieron, cruzaron la vía del tren y se dirigieron rumbo a la primaria y a casa de familiares, donde los esperaba un techo seguro.
Canal principal Humaya derramandose.
Hubo personas que no quisieron y que no pudieron salir. Los que no pudieron fueron rescatados en el transcurso de la mañana por varios hombres de buen corazón (entre ellos Julio Cuadras, Rey Mur, Marión) y los que no quisieron prácticamente fueron obligados a salir por sus familiares.

Parece un lindo día, pero se trata ni más ni menos que del día en que gran parte del pueblo quedó sumergido entre el agua.
Se le reconoce y se le agradece a Poncho Flores toda la ayuda que dio a Potrero de los Sánchez cuando se le necesitó; cabe aclarar que no se requirió solicitarselo, él procedió de buena fé y buen corazón.

El agua no cabía por el arroyo, por eso cruzando la vía del ferrocarril fue mucha la que se salió del cauce y corrió por las calles pasando por la plazuela y la capilla. Toda el agua fue a dar al panteón de la comunidad, mismo que quedó sumergido.

Vista del arroyo desde la Costera

Vista del panteón desde la Costera


Alrededor de las 11:00 a.m. del día 18 el agua que cubría las casas del ‘otro lado de la vía’ comenzó a descender hasta el punto en que se podía entrar y salir caminando de la zona.
Barda perimetral del señor Rodolfo Sanchez.
Pero lo peor aún no llegaba, el pronóstico decía que faltaban aún muchas precipitaciones. Así lo dijeron los de Protección Civil y agentes de la Policía Ministerial que vinieron a valorar la situación en que se encontraba la población. Después también llegaron elementos del ejército.

El gobernador Malova entró a Potrero, venía del vecino pueblo de Zapotillo. El objeto de su visita fue constatar con sus propios ojos lo que le decían los enviados y le tocó ver que un sector importante estaba inundado.

Aproximadamente a las 2:30 p.m. del día 18, los soldados iniciaron la evacuación de los refugiados de la escuela primaria y se fueron por las calles instando a la gente a salir del pueblo. La gente se reunió en la bodega de Granos de Sinaloa hasta donde llegaron camiones para el traslado a albergues de las ciudades de Angostura y Guamúchil. “Salgan del pueblo, el canal se está desbordando y se va a reventar”, nos decían.

Pero no todos salieron del pueblo. Unos decidieron quedarse en sus casas y correr el riesgo grandísimo que implicaría la rotura del canal. Otros más precavidos cruzaron el canal y pasaron la noche en el cerro, quedando cerca de sus casas y protegidos del eventual siniestro del canal que arrasaría con las casas y demás construcciones.

Vista de Potrero de los Sánchez desde el cerro
El canal efectivamente se estaba derramando en varios puntos. El bordo de la vía del ferrocarril se trozó en un lugar cercano a la comunidad. El puente del ferrocarril casi fue derribado por la fuerza del arroyo.

Un día muy largo para todos los potrereños, pero todavía más largos los venideros.

Día 20 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

 
Momento en el que se pudo ver la luna llena. El cielo se estaba despejando a las 3:30 a.m. aproximadamente


Los habitantes de Potrero que salieron del pueblo empezaron a regresar a sus casas. Los primeros fueron los que pasaron la noche en el cerro, los segundos fueron los que durmieron en albergues de Angostura, los terceros son los que fueron albergados en Guamúchil y por últimos quienes se refugiaron en esos y otros lugares en casas de familiares.

Nada bueno le esperaba a la mayoría de ellos, pues sus casas no estaban en condiciones de recibirlos a descansar, sino para trabajar y trabajar limpiándolas. Para limpiar las casas tenían que vaciarlas forzosamente, debido al lodo; después de sacar el lodo, deshacerse del mobiliario que quedó inutilizable, sobre todo colchones y salas.

Se trata de Inocente "Chente", a quien se le inundó casi por completo su casa y su camioneta fue cubierta por agua y lodo
Coloco un video que hicieron ¡unos locos con muchas ganas de ayudar" (de Puro Corazón) que se montaron a un autobus en Culiacán y llegaron al pueblo a ayudar a las personas damnificadas. Veanlo:


El sufrimiento cada vez se hizo más grande: no había comunicación por celular, sin agua (para limpiar, bañarse, tomar, etc.), sin luz, sin ropa para cambiarse… y sin dinero para abastecerse.

La gente pasó de tener ropa, comida y agua en el albergue a carecer de absolutamente todo en sus propias casas. Lo perdieron todo.

Día 21 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

Las labores de limpieza no paran, les queda mucho por limpiar ahora que el agua ya bajó:

Frente a la casa de Panfilo y Chapa Villamán.


Un grupo de personas encabezadas por María Mendoza (esposa de Palemón Lara) y por Rosa Ontiveros (de la tortillería) se dieron a la tarea de dar alimentos preparados a la gente que perdió sus estufas -en algunos casos hornillos- y que no tenía ni podía prepararse comida; en pocas palabras, a la gente más necesitada.

A pesar de lo que han sufrido, los damnificados deben sentirse agradecidos porque no ha faltado gente que les ha ayudado de una u otra forma.

Sigue sin haber señal, agua y energía eléctrica. En Chinitos y Palmitas ya trabajaban reparando las instalaciones eléctricas; nuestra esperanza de tener luz era que cuando terminaran allá se pasaran para Potrero.

Día 22 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

Llegó a Potrero el “apoyo de emergencia para los damnificados por el huracán Manuel”. Vinieron a ponernos la energía eléctrica.

La cocina en casa de Rosa Ontiveros sigue dando alimentos preparados a la población afectada por el huracán “Manuel”.

La ayuda de parte de particulares sigue fluyendo. Traen despensas, agua embotellada, ropa, etc.

La purificadora de agua de Norman Sánchez “El Chun” rellenó unos 100 garrafones de manera gratuita; distribuyéndolos de la siguiente manera: 1 garrafón por familia. Echaron a andar la planta de agua apoyados por una planta generadora de electricidad propiedad de Palemón Lara.

La comunidad sigue careciendo de los servicios básicos del agua potable y de energía eléctrica. Pero ya hay más esperanzas.


Personal y maquinaria enviados como parte del Apoyo Emergente para los Damnificados por el Huracán Manuel, haciendo los trabajados necesarios para reestablecer el servicio de energía eléctrica.
Día 23 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

Se suponía que ya habría clases en las escuelas, pero no hubo porque los niños no asistieron y los maestros iniciaron labores de limpieza de las aulas.

La obra de reparación del sistema eléctrico ya estaba muy avanzada.

Día 24 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

Finalmente llegó la luz.

Afortunados quienes tienen aparatos eléctricos para conectar, porque hay a quienes el agua les robó refrigeradores, abanicos, televisores, etc. y otros a quienes se los dejó inservibles.

Igualmente la llegaba de la luz representa un avance importante para salir de la situación en que nos metió el huracán.

Las labores de rescate del puente de la vía dieron inicio. Primero rellenaron el arroyo para poder maniobrar.



Lo que si continua sin haber es agua. Y allí sí que ni esperanzas, porque una cosa son los trabajadores que nos repararon el sistema eléctrico y otro los del municipio.

Día 25 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

Agua es lo que todavía nos hace mucha falta. Si de por si nunca tenemos buen servicio del agua potable, con estos eventos pues son casi nulos.

Digo que casi nulos porque la Conagua hace un esfuerzo al proporcionar una pipa para que en conjunto con el personal de la Junta Municipal de Agua Potable y Alcantarillado de Mocorito nos acarreen agua.

El esfuerzo es grande pero más grande es la capacidad de las personas que siempre intentan aprovecharse de los recursos que son ni más ni menos que del pueblo. Esta vez no es la excepción: personas ajenas y no tan ajenas  hacen mal uso al privilegiar a algunos y castigar a otros con los programas implementados para llevar agua a los hogares de las familias potrereñas. ¿Más sencillo? Bueno, pues resulta que una persona le decía al trabajador de la pipa de Conagua dónde dejar agua y dónde no.

La situación fue reportada al supervisor del programa, quien muy amablemente atendió el reclamo y dijo que tomaría cartas en el asunto para organizar mejor los apoyos.

Día 26 de septiembre de 2013, Potrero de los Sánchez, Mocorito, Sinaloa.

El llamado para los afectados por el huracán Manuel llegó por parte del gobierno. Le dijeron a la gente que hiciera su solicitud y que de aprobarse le sería entregado un cheque por la cantidad de $1,200 pesos. No es mucho, no es ni siquiera una cantidad significativa si nos ponemos a compararlo con las perdidas. Pero de eso a nada…

Aquí lo malo es que afectados y no afectados están haciendo sus solicitudes.

Hay personas que hasta en situaciones de emergencia buscan un espacio para ver qué provecho pueden obtener, en lugar de dar ayuda a los más necesitados.
Compartelo! :

1 comentarios:

  1. We're a gaggle of volunteers and opening a new scheme in our community. Your site provided us with useful information to work on. You have done an impressive process and our entire neighborhood can be grateful to you. gmail sign in

    ResponderEliminar

Potrereño deja tu comentario respetando a las demás personas y las reglas ortográficas.